«Me quieren callar»: Javier Rojas

«Lo que veo es que hay una clara persecusiòn para silenciar las denuncias que vengo haciendo por la muerte de los niños wayuu», fueron las primeras declaraciones del lider indìgena Javier Rojas, una vez conoció la decisión de un juez de control de garantías en Riohacha, que le impuso medida de aseguramiento en centro carcelario.

La decisión obedece a unas acusaciones de la Fiscalia General, contra el lider wayuu que tienen que ver con la presunta apropiación de por lo menos $ 1.000.000.000 de un convenio por valor de $ 2.223.000.000, celebrado entre la Asociación Shipia Wayuu, representado por Javier Rojas, y el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder), que aportó $ 1.448.000.000 del total.

El objeto del convenio era realizar el proyecto de desarrollo rural con aplicación de enfoque étnico diferencial para favorecer a 31 comunidades wayuu, que integran a 200 familias organizadas en la Asociación de Autoridades tradicionales indígenas Shipia Wayuu, para el fortalecimiento de la economía tradicional en el resguardo de la Alta y Media Guajira.

Para la Fiscalía, además del posible desvio de los recursos, se habrían presentado irregularidades en la ejecución y liquidación del convenio.

El ente acusador, le imputo cargos a Javier Rojas Uriana, por los delitos de peculado por apropiación, contrato sin cumplimiento de los requisitos legales y falsedad ideológica en documento público.

El lider indígena, reiteró una vez salió de la audiencia, que es claro que lo quieren silenciar, para acabar con las denuncias y las acciones judiciales que ha empredido para que los niños wayuu no sigan muriendo.

Dijo que el detonante fue que la semana pasado instauró más de 200 demandas e incidentes de desacato contra Bienestar Familiar, porque no ha cumplido con las función de proteger los derechos de los niños.

Puntualizó, además que la investigación en su contra no es ni siquiera por los recursos que girò el Estado en ese convenio del Incoder.

» Es por una cofinanciaciòn que nosotros pusimos, que le pusimos un valor simbolico por el conocimiento ancestral, esa es la investigacion que està haciendo la Fiscalia donde nos señala que nosotros no quedamos con esos recursos, son recursos que no se colocaron sino fueron manos de obras de cofinanciación de la comunidad pero que se le puso un valor simbólico», dijo

Javier Rojas, es un reconocido lider wayuu, quien logró que la Comisión Interamericana de Derechos Humanas, solicitará al Estado Colombiano la adopción de medidas cautelares a favor de niños, niñas y adolescentes de las comunidades de Uribia, Manaure, Riohacha y Maicao del pueblo wayuu.

Las medidas cautelares fueron solicitadas en 9 de febrero de 2015, donde el lider wayuu argumentó que la vida e integridad personal del pueblo wayuu estaba en riesgo por la falta de acceso a agua potable y por el estado de desnutrición que afecta a los miembros de la comunidad, en especial, a niñas y niños, lo que generó la muerte de 4770 menores en los últimos ocho años, a lo que se suma la falta de asistencia médica y de acceso a los servicios de salud.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.