La lucha de poder por la gobernación de La Guajira

Wilson Rojas Vanegas, fue designado gobernador (e) de La Guajira, a través del decreto 515, firmado por la Ministra del Interior, Nancy Patricia Gutierrez Castañeda, al reconocerse la vacancia por la orden de captura contra el gobernador titular Wilmer Gonzalez Brito.

Rojas Vanegas, seguirá en el cargo hasta que el partido de la Unidad Nacional y Conservador, conformen la terna que ya fue solicitada a los representantes legales de ambas colectividades, por el propio Presidente de la República, Iván Duque Márquez, para nombrar al nuevo gobernador de los guajiros.

Wilson Rojas Vanegas, se autoreconoció como el primer gobernador afro de La Guajira, autoridad que asumió el pasado 9 de noviembre de 2018, cuando el titular del despacho Wilmer Gonzalez Brito, se otorgó comisión de servicios para viajar a Bogotá con el fin de atender varias reuniones con entidades oficiales del 13 al 21 de noviembre.

Ese 13 de noviembre, la sala especial de primera instancia de la Corte Suprema de Justicia, mediante sentencia SEP00050-2018, con ponencia del magistrado Ramiro Alonso Marín Vásquez, resolvió declarar penalmente responsable a Wilmer Gonzalez Brito, como autor de los delitos de cohecho para dar u ofrecer, falsedad en documento privado y fraude procesal, así como determinador del delito de corrupción del sufragante, condenándolo a 120 meses y 15 dias de prisión más 999,98 salarios minimos legales mensuales vigentes, más 138 meses de inhabilidad para el ejercicio de derechos y funciones públicas.

Por lo anterior se libró orden de captura contra González Brito, para el cumplimiento de las sanciones impuestas.

El 6 de febrero de 2019, la Secretaria de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, informó al Ministerio del Interior del proceso contra Wilmer Gonzalez Brito, recibido en esa instancia el 14 de diciembre de 2018 para resolver un recurso de apelación interpuesto contra la sentencia condenatoria del 13 de noviembre de 2018, señalando además sobre la orden de captura que a la fecha la Fiscalía no la ha ejecutado.

Además, se indicó que el encargo de Wilson Rojas Vanegas, tenía vocación temporal, es decir, mientras el mandatario titular se encontraba en comisión de servicios, desapareciendo a la fecha los fundamentos de hecho del acto administrativo de encargo, lo cual genera su decaimiento.

En ese sentido, el gobierno nacional consideró que el acto administrativo expedido por el gobernador titular designando su propio reemplazo, no afecta la competencia legal al Presidente de la República, para adoptar las medidas tendientes a llenar la vacancia temporal del cargo de gobernador de La Guajira, dada la situación juridica en que se encuentra el gobernador electo.

Ante la captura ordenada por la Corte Suprema de Justicia, se evidencia la imposibilidad que pueda ejercer las funciones de gobernador del departamento, generándose un vacio de poder o autoridad , el cual debe ser suplido por el Presidente de la República , de acuerdo a lo señalado por el artículo 66 de la ley 4 de 1.913.

En atención a esas consideraciones, el Presidente de la República, debe designar a un ciudadano respetando el partido, grupo politico o coalición por el cual fue inscrito el gobernador elegido popularmente.

Los representantes legales del partido de la Unidad Nacional y Conservador, entregaran la terna al Presidente de la República, para que designe gobernador encargado, para terminar el actual periodo de gobierno, y para que organice las elecciones del proximo 27 de octubre, para elegir nuevos gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y juntas administradoras locales.

La lucha de poder está planteada, entre los amigos cercanos del ex gobernador Wilmer Gonzalez Brito, y el representante Alfredo Deluque, que representa los intereses del partido de la Unidad Nacional, y los conservadores que intentan ganar las elecciones a la gobernación de La Guajira apoyando las aspiraciones de Nemesio Roys Garzón.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.