Por falta del servicio de transporte escolar los estudiantes viven su propio drama.

Exponen sus vidas en las carreteras

Por: Betty Martínez Fajardo

Por falta del servicio de transporte escolar estudiantes esperan un alma caritativa para llegar al colegio, corriendo un riesgo inminente sus vidas. Foto: Betty Martínez Fajardo.

Los mil doscientos alumnos de la Institución Educativa Técnica Rural Agrícola de Tomarrazón, ubicada a 30 minutos de Riohacha, viven su propio viacrucis porque cada mañana les toca esperar que un alma caritativa les haga el favor de transportarlos sin las mínimas condiciones de seguridad para cumplir con la jornada escolar.

La situación económica de sus padres no les permite tener el recurso para pagar el servicio de transporte de ida y regreso desde los diferentes corregimientos hasta la sede de la institución,  donde se educan para cumplir con un ciclo escolar que les permita en unos años seguir con sus estudios profesionales.

Estudiantes de la Institución Agrícola de Tomarrazón esperando un chance para regresar a casa despúes de la jornada escolar. Foto: Betty Martínez Fajardo.

La gran mayoría de los alumnos llegan tarde, y lo mismo ocurre de regreso a casa esperando un alma bondadosa que les brinde el chance ya sea en motos o vehículos particulares.

Pasadas dos semanas del inicio de la jornada escolar de este año, los alumnos no cuentan con el servicio de transporte que debe brindarles la Administración Temporal de Educación, toda vez que ese sector se encuentra intervenido por el gobierno nacional.

Jairo Enrique Brito Bravo – coordinador I.E. Agricola de Tomarrazon. Foto: Betty Martínez

La falta de ese servicio contribuye a la llegada tarde de los alumnos, y en algunos casos a la deserción, como lo cuenta el coordinador de la institución Educativa Técnica Rural Agrícola de Tomarrazón,  Jairo Enrique Brito Bravo.

“Eso es una debilidad que tenemos a nivel de institución, a nivel de Distrito porque eso da para mortalidad académica, para deserción de estudiantes, eso le quita las ganas los deseos a los padres de familia de matricular y hacer el esfuerzo de enviar a los niños a los jóvenes a las instituciones”, dijo.

Relató, que los estudiantes llegan hasta hora y media tarde, por lo que les dan un trato especial por el  momento,  teniendo en cuenta el drama que viven cada mañana.

De forma insegura se transportan estudiantes del Distrito de Riohacha, toda vez que no cuentan con el servicio de transporte por parte de la Administración Temporal. Foto: Betty Martínez Fajardo.

  “Entonces se vienen en chance, se vienen moto,  quien responde por esos jóvenes estudiantes mañana que salgan para el colegio y no lleguen, quien responde por esos muchachos que se vayan en colita en moto, en cualquier otro vehículo particular y tengan un  accidente quien responde”, es la pregunta que a diario del Coordinador.

El funcionario recordó, que para el 2018 pasó exactamente lo mismo, y aseguró que el servicio de transporte se normalizó para el mes de abril.

Administración Temporal

La administradora Temporal  de Educación para el Distrito de Riohacha, Griselda Monroy, explicó que no lograron las facultades a tiempo por lo que el proceso de contratación a través de licitación no se pudo montar en el lapso previsto para garantizar el servicio de transporte a los estudiantes en el inicio de la jornada escolar.

“Nosotros no tuvimos aprobación de vigencia futuras y solo pudimos organizar el proceso pre contractual  en este año 2019, a los rectores internamente se les está informando sobre como va el proceso”, dijo.

Alejandro Ávila Quintero, Secretario de Educación del Distrito de Riohacha, dijo que la contratación del servicio de transporte escolar está bajo la responsabilidad de la Administración Temporal, pero que están atentos al desarrollo de la licitación para definir la contratación.

Lamentó que los estudiantes no cuenten con ese servicio, cuando la jornada escolar inició hace dos semanas.

El Concejal Charles Aguilar, le contó a Diario del Norte, que efectivamente en el mes de octubre del año pasado que fueron llamados a sesiones extraordinarias no pudieron otorgar facultades al alcalde para contratar vigencias futuras,  toda vez que hizo falta un documento que no hicieron llegar para poder aprobar el proyecto de acuerdo presentado.

“Solo en el mes de diciembre logramos  otorgar vigencias futuras para la contratación en educación en los temas de transporte y alimentación escolar, así como aseo y vigilancia por un valor de 14 mil millones de pesos,  lo que indudablemente no daban los tiempos para que se contratarán los servicios antes del inicio de la jornada académica”, dijo.

Se logró establecer que la licitación para la contratación del transporte escolar fue declarada desierta, lo que retrasa aún más el servicio para los estudiantes, quienes siguen exponiendo sus vidas por la forma insegura como se trasladan en ciertos vehículos particulares  para llegar a la sede educativa.

Institución Educativa Técnica Rural de Tomarrazón. Foto: Betty Martínez Fajardo.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.