Vivienda y servicios públicos domiciliarios en Riohacha: diagnóstico, análisis y propuestas.

Por: Centro de Pensamiento Guajira 360°

El problema habitacional que enfrentan las ciudades colombianas es evaluado por el DANE a través del indicador de déficit de vivienda. Su construcción involucra dos dimensiones: cuantitativa y cualitativa. En la primera, se incluyen viviendas inadecuadas (móviles, ubicadas en refugios naturales, bajo puentes o sin paredes), viviendas con paredes exteriores inadecuadas (materiales transitorios o precarios), aquellas en donde vive más de un hogar, y viviendas en hacinamiento crítico no mitigable, en donde habitan cinco o más personas por cuarto. Por su parte, el déficit cualitativo, mide las deficiencias en la calidad del material de los pisos (tierra o arena), hacinamiento mitigable (más de tres y menos de cinco personas por cuarto), no disponer de un lugar adecuado para preparar los alimentos y la falta de servicios públicos básicos (acueducto, alcantarillado, sanitario y energía). Si la vivienda cuenta con una o más privaciones en el primer grupo se considera en déficit cuantitativo, mientras que, si tiene una o más en el segundo grupo, cuenta con déficit cualitativo.

El Gráfico 1 presenta los cálculos obtenidos para el caso de Riohacha. Un primer aspecto que resaltar es la mayor proporción de viviendas en déficit cualitativo respecto del cuantitativo. Mientras que el primero presenta una incidencia de 31,1%, en el segundo es de 5,2%. Las mayores privaciones en lo cuantitativo se presentan en el material inadecuado de las paredes exteriores (3,0%) y el hacinamiento no mitigable (2,6%). Por su parte, en lo cualitativo, las tasas más altas son en el acceso a alcantarillado (21,3%) y el hacinamiento mitigable (12,5%).

Gráfico 1. Déficit de vivienda en Riohacha, 2017

Fuente: Gran encuesta integrada de Hogares Dane y cálculos de los autores.

En cuanto a la provisión de servicios de acueducto y alcantarillado, uno de los grandes retos está en mejorar su calidad. A pesar de que la privación de acueducto se presenta únicamente en un 5,7% de las viviendas, según el Ministerio de Vivienda (2017), la continuidad en el servicio de agua en Riohacha es de solo 12,5 horas al día, por debajo de la región Caribe (17 horas al día) y del total nacional (18 horas al día). Por otra parte, en relación al alcantarillado, solo el 30% de las aguas residuales de Riohacha son tratadas.

Mejorar las condiciones de las viviendas de Riohacha es en un primer paso para lograr satisfacer un conjunto amplio de necesidades. Al proporcionar una vivienda de calidad se garantiza la protección y el abrigo del hogar frente al medio físico y social. Además, si la vivienda cuenta con acueducto y alcantarillado, se aseguran las funciones básicas para la supervivencia de quienes la habitan como es el aseo personal, el reposo y el consumo de alimentos.

PROPUESTA EN VIVIENDA Y SERVICIOS PÚBLICOS DOMICILIARIOS PARA RIOHACHA

De acuerdo con Findeter (2017), el crecimiento acelerado y sin planificación que viene experimentando el distrito de Riohacha ha generado que gran parte de los barrios de la ciudad sean deficitarios de calidad urbana.

Principalmente en la periferia y la zona rural, la población en condiciones de pobreza enfrenta graves problemas habitacionales y de acceso a servicios públicos básicos como acueducto y alcantarillado. Por ejemplo, de acuerdo a la información del SISBEN, alrededor de 22.185 viviendas enfrentan problemas de hacinamiento no mitigable o cuentan con paredes exteriores inadecuadas (déficit cuantitativo), mientras que aproximadamente 7.606 viviendas no cuentan con acceso a servicios de acueducto y/o alcantarillado (déficit cualitativo).

Para atender a las viviendas que enfrentan déficit cuantitativo, se propone la ampliación del programa de viviendas 100% subsidiadas del gobierno nacional. Este tiene como principal objetivo garantizar el acceso a una vivienda adecuada a la población más vulnerable como víctimas del desplazamiento forzado, hogares en condición de pobreza extrema, afectados por desastres naturales o aquellas familias que no logran acceder a un crédito para obtener su vivienda por los mecanismos tradicionales que ofrece el mercado.

A pesar de que el SISBEN permite tener una aproximación al número de viviendas que serían elegibles para este programa, un primer paso consiste en llevar acabo un censo que permita una mejor georreferenciación y caracterización de las mismas. Luego de haberlas identificado, el siguiente paso es la reubicación. Las viviendas de este programa tienen un costo aproximado de 70 salarios mínimos legales mensuales vigentes, lo cual equivale a aproximadamente 18.229 dólares. Tomando como referencia el número de viviendas en déficit cuantitativo de acuerdo al SISBEN (7.606), este programa tendría un costo aproximado de 138,6 millones de dólares.

Pasando al déficit cualitativo, el principal reto en este ámbito es garantizar el acceso a servicios de acueducto y alcantarillado y mejorar su calidad. Es importante aclarar que solucionar por completo los problemas que enfrenta la ciudad en esta materia, requiere de inversiones mucho mayores que las aquí planteadas. Para este otro propósito, el Ministerio de Vivienda ha presentado el programa Guajira Azul, que incluye una inversión de 96.704 millones de pesos en Riohacha y que contempla intervenciones a gran escala como una obra de optimización de redes de acueducto, la detección y corrección de pérdidas en conducción, un sistema de lagunas de oxidación, la construcción de un microacueducto, entre otras.

En el caso particular de este estudio, se propone la ampliación del programa de conexiones intradomiciliarias del Ministerio de Vivienda. Para calcular los costos de esta propuesta, se consideran experiencias previas de este programa en la ciudad. En particular, en el año 2014 se concluyó un proyecto por 8.549 millones de pesos, en donde se vieron beneficiadas 1.691 viviendas. Teniendo en cuenta lo anterior, se estima que el costo promedio por vivienda de una intervención como esta es de aproximadamente 1.685 dólares. Es decir, que para atender a todas las viviendas que actualmente no cuentan con servicios de acueducto y/o alcantarillado, el costo total sería de aproximadamente 37,4 millones de dólares.

A pesar de que el cálculo de esta inversión corresponde específicamente al programa de conexiones intradomiciliarias, este podría ser eventualmente reemplazado por el nuevo programa del Ministerio de Vivienda, Casa Digna Vida Digna. En particular, este último se centra en la transformación de viviendas y barrios a través de cuatro componentes: titulación de predios, conexiones intradomiciliarias, acabados y estructura, y transformación de barrios.

El Cuadro 1 presenta un resumen de las inversiones presentadas en materia de vivienda y

servicios públicos, las cuales alcanzan un valor total de 176,0 millones de dólares.

Cuadro 1. Inversiones en vivienda y servicios públicos, 2019-2030

Fuente: Cálculos de los autores.

Es importante aclarar que la construcción de infraestructura y la titulación de predios contemplada en estos programas, debe desarrollarse respetando la presencia indígena en el territorio; actualmente Riohacha cuenta con 8 de los 26 resguardos indígenas del departamento.

En particular, es esencial abordar las propuestas a través del cumplimiento del artículo 23 del Decreto 2164 de 1995, el cual señala que: “Cuando en un resguardo se requiera la construcción de obras de infraestructura de interés nacional o regional, sólo podrán constituirse previo a concertación con las autoridades de la comunidad y la expedición de la licencia ambiental, cuando esta se requiera. Determinando la indemnización, contraprestación, beneficio o participación correspondiente”. Una efectiva articulación entre la concepción de desarrollo que se proyecta para el distrito y la visión de las comunidades indígenas, será esencial para el éxito de esta intervención.

El Cuadro 2 presenta un resumen de todas las inversiones planteadas en cada uno de los cuatro sectores. En su conjunto estas alcanzan un valor de 372,7 millones de dólares, siendo educación y vivienda los sectores con la suma más elevada. Es importante aclarar que estas no pretenden acabar con todas las problemáticas que se viven hoy en la ciudad, son únicamente las inversiones que se consideran prioritarias para cerrar la brecha en pobreza que hoy enfrenta la ciudad.

Cuadro 2. Inversión total por sectores, 2019-2030

Fuente: Cálculo de los autores.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.