REPORTE DE INFLACIÓN: UNA EXPLICACIÓN AL BAJO CRECIMIENTO DE LOS PRECIOS EN RIOHACHA

Por: Centro de Estudios Guajira 360º

El Banco de la República define el índice de precios al consumidor (IPC) como un indicador que refleja las variaciones que, en conjunto sufren los precios de una canasta de bienes que adquieren normalmente los consumidores del país, la cual se supone que es representativa del consumo de una familia promedio.

El IPC es el principal instrumento para la cuantificación de la inflación, ya que mide los cambios de los precios de un conjunto representativo de los bienes y servicios consumidos por la mayoría de la población; naturalmente, como toda herramienta estadística, necesita revisiones periódicas con el propósito de mantener su confiabilidad en presencia de una realidad dinámica.

En lo que va corrido del año al cierre del mes deoctubre, la tasa de inflación a nivel nacional se situó en 2,75%, mientras la de Riohacha fue 2,19%, posicionando al Distrito Turístico y Cultural de La Guajiracomo la tercera ciudad de menor índice de inflación de la región Caribe (ver tabla1).

Si bien es cierto que la política macroeconómica busca la estabilidad de los precios como un elemento sustantivo para propiciar condiciones para el desarrollo económico y la productividad, no siempre esa estabilidad es una garantía de que los otros componentes de la economía gocen de buena salud. El caso de Riohacha, puede ser un ejemplo, en donde la estabilidad de los precios o el bajo crecimiento de ellos pueden estar reflejando dificultades en otras variables y dimensiones del desarrollo.

Tabla 1 variaciòn año corrido segùn ciudades

Ciudades Mensual Año corrido

Nacional            0,12 2,75
Sincelejo           0,06 3,29
Barranquilla        0,22 3,15
Cartagena           0,25 3,15
Montería            0,32 3,08
Medellín            0,11 3,06
Tunja               0,07 3,02
Manizales           0,15 2,93
Cali                -0,08 2,81
Pasto               0,27 2,76
Bucaramanga         0,24 2,74
Bogotá D.C. 0,10 2,67
San Andrés 0,13 2,63
Pereira             0,05 2,60
Ibagué              0,14 2,53
Armenia             0,07 2,46
Florencia           0,06 2,28
Cúcuta              0,49 2,28
Riohacha            0,36 2,19
Neiva               0,25 2,17
Popayán             0,08 2,15
Villavicencio       0,07 2,13
Santa Marta 0,35 2,06
Valledupar          0,30 1,89
Quibdó              0,22 1,35

Fuente: Dane

De acuerdo a lo anterior, el bajo crecimiento de los precios tiene una interpretación desde la oferta de los bienes y servicios que se consumen. En este caso, Riohacha no cuenta con la suficiente base productiva para garantizar un abastecimiento permanente que permitan la estabilidad relativa, vista como el bajo crecimiento de los precios que muestra el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE.

La estabilidad relativa de los precios tiene otra perspectiva de análisis desde la demanda. Ello está relacionado con la confianza del consumidor, el nivel de empleo, la disponibilidad del ingreso, la productividad e informalidad existente al interior de la economía. Lo anterior nos lleva a señalar que, teniendo en cuenta el contexto de Riohacha, que el bajo crecimiento de los precios de la canasta básica se explica más por la condiciones de demanda que de la oferta.

En informes anteriores (disponibles en nuestra web www.guajira360.org) hemos señalado que la reactivación de la economía regional y local pasa por la ampliación del gasto del gobierno territorial, el cual luce contraído con los problemas de gobernanza e inestabilidad institucional producto de los permanentes reemplazos de mandatarios en los últimos 6 años. A ello se le suma la existencia de una tasa de desempleo del 13,9% (ver gráfico 1) siendo una de las mayores del país y una tasa de informalidad laboral que para octubre de este año registró una cifra del 62% aproximadamente, muy superior al promedio de nacional.  Lo anterior, trae en consecuencia una disminución de los ingresos disponibles en los hogares, lo cual repercute en la merma de la capacidad de consumo. En esas condiciones no se generan altas presiones sobre la oferta disponible y los precios crecen muy poco.

Muchas veces y dado que los consumidoresson racionales, esta situación lleva a que los hogares cambien el tipo deconsumo interno, es decir, inicien un proceso de substitución de bienes y servicios.  Por ejemplo, cambian la carne de res por las vísceras de res. No consumen pollo, sino menudencias.

En algunos hogares se tienden a substituir el aceite, por el cebo.  Lo anterior es coherente con las cifras de acuerdo al nivel de ingresos donde la población con menores ingresos registra la menor variación en las cifras acumulado año y de los últimos doce meses (ver gráfico2).

Con respecto a los grupos de gastos, en el mes de octubre del presente año, el transporte obtuvo la mayor variación con 0,7%, en contraste las comunicaciones y los vestuarios representaron la mayor tendencia negativa con -0,01% respectivamente. Este comportamiento persiste si vemos las cifras en lo que va corrido del año, donde el trasporte registra un 5,38% de variación.

Gráfico1. Tasa de desempleo nacional y ciudades de la región Caribe

Fuente: DANE – Encuesta Continua de Hogares, Gran EncuestaIntegrada de Hogares

Gráfico2. IPC. Variación mensual en Riohacha, año corrido y doce meses, por niveles deingreso

Fuente: DANE

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.