Contraloría General advierte sobre daño patrimonial por no pago oportuno de facturación correspondiente al contrato de infraestructura educativa

La Contraloría General de la República, advirtió sobre un daño al patrimonio del Estado, toda vez que la gobernación de La Guajira, desde mayo de 2014, se negó a pagar facturas  por trece mil treinta y siete millones quinientos treinta y un mil ciento sesenta y seis pesos ($13.037.531.166),  a la Unión Temporal del Norte, correspondiente al contrato de infraestructura educativa, que además podría generar pago de intereses e indemnizaciones.

La advertencia, se encuentra consignada en el fallo de esa entidad del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. PRF-2016-00038-26-01-0483 donde ordenó archivar la investigación que se seguía contra la firma contratista conformada por Ávila SAS y H&H Arquitectura S.A al determinar que no incurrió en ningún daño patrimonial al Estado porque ejecutó y cumplió a cabalidad con los términos del contrato 770 de 2009, y que tiene que ver con la ejecución de estudios técnicos, diseño, construcciones, nuevas ampliaciones y mejoramiento de la infraestructura educativa de La Guajira.

En el citado fallo, que lleva la firma del ex Contralor General de la Nación, Edgardo Maya Villazón, se indica “así mismo, se observa una facturación pendiente de pago a la Unión Temporal del Norte desde mayo del 2014, facturación que inexplicablemente la Gobernación de la Guajira se ha rehusado a pagar…”.

Maya Villazón, a renglón seguido confirma que el no pago oportuno defacturas pendientes, originó quela Unión Temporal del Norte presentara una demanda con radicación No.44001234000020170012400,ante el Tribunal Administrativo de La Guajira, por valor de veinte mil treintay cuatro millones doscientos nueve mil ochocientos noventa y siete pesos($20.034.209.897), donde se solicitó la liquidación del contrato, por cuanto el Departamento de La Guajira no lo ha hecho, poniendo en riesgo a la entidad territorial por el pago de intereses e indemnizaciones que aunado a la evidente permisividad frente al vandalismo, la falta de mantenimiento y sostenibilidad por parte de los Rectores de las Instituciones Educativas que fueron objeto de inversión con los dineros públicos, podrían constituir un daño al patrimoni

Se conociò que la firma Unión Temporal del Norte, presentó desde mayo de 2014, las facturas por valor  de $ 13.037.531.166  a la administración departamental de La Guajira, sin lograr desde ese momento y hasta la fecha respuesta positiva a la solicitud.

En ese sentido, cabe mencionar que Sugeila Oñate, José María Ballesteros, Oneida Pinto, Jorge Enrique Vélez, Wilder Guerra Curvelo y Tania Buitrago, fueron los ex gobernadores que en su momento no autorizaron el pago de la facturación  presentada por la Unión Temporal del Norte, quienes adjuntando todos los soportes reclaman el pago de los trabajos realizados en desarrollo del contrato de infraestructura educativa que fueron recibidos a satisfacción  por la administración departamental.

La firma Unión Temporal del Norte, está a la espera del fallo del Tribunal Contencioso Administrativo, quien admitió la demanda luego de que la gobernación de La Guajira durante la administración de Wilder Guerra Cúrvelo se negara a conciliar la deuda ante la Procuraduría, previo a la presentación de la demanda.

Expertos en el tema consideran que al no pagarse la facturación  pendiente por parte de los ex gobernadores que se rehusaron a dar respuesta a la solicitud formal de la firma Unión Temporal del Norte, se estaría generando un mayor valor al pago de la factura inicial correspondiente a intereses e indemnizaciones, que serían cancelados con los impuestos de los contribuyentes.

También, cabe la posibilidad que dichas indemnizaciones deban ser canceladas del bolsillo de los ex funcionarios que en su momento no autorizaron el pago de las facturas mencionadas.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.