Frontera cautiva: tras el rastro de los periodistas ejecutados

Hace seis meses Javier Ortega, Efraín Segarra y Paúl Rivas, integrantes del equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio fueron asesinados en territorio colombiano. Las versiones de los gobiernos de Colombia y Ecuador son contradictorias e insuficientes y en muchos casos solo ha existido silencio.

Un equipo de 20 reporteros, de distintas nacionalidades, investigó de manera rigurosa las circunstancias que rodearon este crimen y encontró datos, versiones y hechos que, hasta la fecha, no han sido conocidos por la opinión pública.

Entre estos, hay evidencias de que las autoridades de ambos países se prepararon para una liberación de los periodistas.

También se revela cómo se desarrollaron las negociaciones entre el gobierno ecuatoriano y los disidentes.

La alianza también logró establecer que el periodista Javier Ortega tenía conocimiento de un canal de comunicación entre la policía de Ecuador y la disidencia, información que nunca pudo publicar.

Se reconstruyeron además los últimos pasos del equipo de El Comercio y la manera cómo fueron asesinados.

El trabajo dibuja, por último, el estado de abandono y militarización de los pueblos fronterizos y cómo, a falta de soluciones estatales, su gente se ve obligada a trabajar y colaborar con los grupos irregulares.

Este trabajo periodístico estuvo bajo el minucioso proceso de fact checking de las organizaciones internacionales OCCRP y Forbidden Stories, quienes junto a la FLIP hacen parte de esta alianza.

Este asesinato enlutó al periodismo ecuatoriano y colombiano. Sin embargo, estamos seguros de que con su apoyo y el de más medios podremos elevar un mensaje unido que exija a los gobiernos verdad sobre lo ocurrido.  

Aqui está toda la publicación publicada: https://forbiddenstories.org/es/case/frontera-cautiva/

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.