Decretan calamidad pública

El gobierno departamental de La Guajira, decretó la calamidad pública, porque no cuenta con los recursos economicos para atender de manera oportuna la emergencia que se ha presentado en 10 de los 15 municipios, producto de las fuertes lluvias que se siguen presentando en la península.

La decisión se tomó luego de la realización de un consejo extraordinario de Gestión del Riesgo Departamental, que presidió el gobernador de La Guajira, Wilmer Gonzalez Brito.

Las lluvias de este fin de semana festivo, generó  inundaciones en 11 barios  en el municipio de Uribia, afectando a 3.478 familias, además de 14 corregimientos en la zona de la Alta Guajira, que siguen incomunicados vía terrestre.

De acuerdo a información del Comité Departamental de Gestión del Riesgo, en Barrancas, 15 barrios se inundaron que generó afectaciones a 350 familias y 33 viviendas.

En el Distrito de Riohacha, 1130 familias denunciaron afectaciones en sus viviendas ubicadas en 38 barrios.

En el municipio de Manaure, las charcas de sal se inundaron por el desbordamiento del arroyo Limón, y 60 familias presentan afectaciones en sus viviendas.

En el municipio de Dibulla, el alcalde Bienvenido Mejía, declaró la alerta amarilla, y alertó sobre la afectación a varias familias ubicadas en 10 barrios en la cabecera municipal.

Los municipios de Maicao, San Juan, Barrancas, Fonseca, Hatonuevo y Albania, también se encuentran afectados por las lluvias de esta segunda temporada.

Una vez declarada la calamidad pública, el gobernador de La Guajira, Wilmer Gonzalez Brito, espera contar con el apoyo del gobierno nacional, para atender de manera adecuada y oportuna a las mas de tres mil familias afectadas por el crudo invierno de esta temporada.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.