44 niños han muerto por desnutrición en La Guajira

A 44 se elevó el numero de niños muertos por desnutrición,  en lo que va corrido de este año en el departamento de La Guajira, de acuerdo al boletín epidimiologico número 34.

En el municipio de Maicao, se reportaron 18 casos, en tanto que en Uribia se presentaron 12 casos, seguido de Riohacha con cinco casos, Manure con 4, Dibulla con 3 y San Juan del Cesar con 2 casos.

El Secretario de Salud Departamental, Jarexon Arredondo, considera que las cifras son susceptibles de modificación, toda vez que debe generarse posteriormente las unidades de análisis que efectivamente determinan si el evento de mortalidad es atribuible a enfermedades asociados a la desnutrición,  o en su defecto existía el precedente de una enfermedad de base.

Explicó, que la administración contrató los equipos de intervención de riesgos colectivos, focalizando casos menores en riesgo

Para Iliana Curiel, pediatra investigadora, la infortunada cifra de mortalidad por/asociada a la desnutrición a los niños en la guajira es más prevalente en la niñez indígena (93% indígenas). De los que se han diagnosticado con Desnutricion aguda Severa (vivos) el 84% también son indígenas y el 67% de los niños con bajo peso al nacer también pertenecer a este grupo etnico. 

Dijo que las  causas ya ampliamente estudiadas y documentadas derivan de una multicausalidad que no debe dejar de verse como una enfermedad social. Desde la  Fundación los Hijos del Sol,  las estrategias de intervención deberían ser enfocadas a los diversos factores que la están causando, desde la definición de salud como un derecho y sin asistencialismos.

Aseveró que el cuidado de la vida y de la salud debe ser el centro de esa intervención y no las acciones en la enfermedad (improvisadas) ni acciones desencadenadas al entorno “postmortem”.

Puntualizó, que se debe resolver  mejorando la calidad de la atención de la salud, lo que no será fácil y demandará la acción de todos los actores del sistema. (Político, educacion, económico, social, líderes indígenas, autoridades, familia, entre otros).

Para empezar, y probablemente lo  más importante, es enfocar las intervenciones en esfuerzos para capacitar mejor a los profesionales de la salud en la ruralidad, mejorar el acceso en áreas vulnerables, acceso a agua potable, rescatar usos y costumbres, además de implementar reformas estructurales que se reflejen en todo el sistema (hoy la crisis hospitalaria en La Guajira).

Argumento que lo  que queda por completar es la acción. Acciones no a la enfermedad como se ha hecho hasta ahora, sino  hacia el individuo y su familia. Expresó que la preocupa los muertos por desnutricion, pero por cada niño que fallece por desnutricion en La Guajira mueren casi 5 durante el periodo perinatal (desde la semana 22 de gestación hasta 7 días después del nacimiento) las acciones son durante el curso de vida de los niños: preconcepcion, embarazo, recién nacidos, niñez e infancia

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.