Por vender chance ilegal fueron detenidos 13 abuelos

“La necesidad nos obligó a vender chance ilegal eso no es mentira”, es una de las tantas expresiones de ese grupo de personas de la tercera edad dedicados a la venta de chance, que fueron capturados en Riohacha, acusados por la Fiscalía de pertenecer a una banda delincuencial.

Los reconocidos chanceros se llevaron el susto de su vida, cuando fueron arrestados por agentes de la Fiscalía de La Guajira acompañados del Ejército, en los sitios donde venden cada día para ganarse un poco de dinero que les permita sobrevivir en medio de tantas limitaciones.

Fueron 13 los capturados, la gran mayoría de más de 75 años, quienes lograron su libertad porque se allanaron a los cargos, dicen ellos que nos les dejaron más alternativa porque de lo contrario estarían presos.

Para los abuelitos, vender “la blanquita”, como le llaman al ilegal era solo para ganarse un poco más de dinero, en un negocio donde ellos son prácticamente utilizados, así lo expresan  por un grupo de personas que les entregan los talonarios en diferentes sitios y horas.

 Feliz Francisco Avila

“Cuando fui a sacar la fotocopia del número de la lotería y los secos me llega un señor de apellido Escudero del CTI,  me dice su cédula yo se la mostré, no que Usted tiene una orden de captura, como así no he matado, no he robado, no he atracado banco, aja y tengo una edad de 73 años, y ahora tengo una orden de captura,  por lo que Usted está vendiendo?», relató, Félix Francisco Ávila Sierra, quien lleva parte de su vida dedicado a la venta de lotería.

Contó también que hace mucho tiempo vende boletas, y ni siquiera conoce a los dueños, porque se la dan sus compañeros para el rebusque.

No sale de su asombro cuando piensa que fue custodiado por dos hombres del ejército como para que no se volara, pero eso no es así, dice,  porque sencillamente no ha matado a nadie, y no hace parte de ningún cartel.

Dice don Félix, que el  chance lo ha vendido todo el tiempo,  y recuerda que cuando llegaba  la comisión de Bogotá,  los escondían y les entregaran el talonario en otro sector, para que los directivos de la empresa  no se dieran cuenta que algo  estaba mal hecho.

 Rosendo Parodi

Rosendo Parodi, anda en muletas, y también reafirma que a ellos  no les están pagando lo correcto, y les  ha tocado vender boletas que no tienen permiso, y se le presentó la oportunidad de ofrecer  el chance.

“Eso hace como dos meses,  y ahí nos pagan al 30 %, entonces vi esa oportunidad para poder llevar algo a mi casa porque la venta de maquinita nada más que nos queda como cinco mil,  ocho mil pesos, cuando más 12 mil pesos, por eso decidí vender chance”, dijo.

También refirió Rosendo, que los talonarios se los entregaban personas diferentes cada día en la calle, no había un puesto fijo para recibir el producto y entregar lo recaudado.

“Los esperábamos en diferentes partes,  no tiene logotipo el talonario, la llaman La Blanquita, era la que pedían siempre los anotadores”,  expresó.

 Maximiliano Florián Ortiz

Maximiliano Florián Ortiz, está vendiendo lotería desde el 23 de noviembre de 2011, inició con Apuestas Las Margaritas y ahora con la nueva empresa “Ganaste”, quien maneja el negocio.

“Hay que investigar lo que los clientes le decían a uno,  porque yo no vendía chance de ese, lo vendí precisamente en la semana que me capturaron comencé a vender porque la gente me preguntaba dame la blanquita, porque es que acá ponen mucho pereque para pagar los premios, allá pagan los premios puntual lo que son de dos millones de 10 millones ponen los plazos”, dijo.

Mientras los abuelos intentan explicar porque vendían chance ilegal, el director seccional de la Fiscalía de La Guajira, Juan Mauricio Berrío, en rueda de prensa afirmó que en un operativo de inteligencia había desarticulado una estructura denominada los loteros conformada entre vendedores y cabezas visibles.

Explicó que el objetivo de la operación fue evitar que no se siguiera comercializando ese chance ilegal, puesto que muchas veces no se cancelaba a quienes se lo ganaban, perjudicando  las finanzas de la salud porque no se paga  el impuesto que corresponde.

De los 13 capturados, diez recuperaron la libertad, y quedaron detenidos en centro carcelario tres de los cabecillas encargados del manejo de los dineros.

Por el momento, los abuelos dedicados a la venta del chance,  esperan aclarar su situación jurídica, pero están solicitando a los concejales de Riohacha, que inviten a un debate a los representantes de la empresa Ganaste, para sostener con ellos un careo y dejar claro sus responsabilidades.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.