Riohacha de estreno con «Pájaros de Verano»

Rodar en el desierto fue muy difícil para Ciro Guerra, como para sus productoras Cristina Gallego y Katrin Bosch, quienes lograron llevar al cine la película «Pájaros de Verano», toda una trama que deja al desnudo una época amarga para La Guajira como lo fue la llamada bonanza marimbera, que también permeo la cultura de las comunidades wayuu.

El rodaje cuenta la historia de una familia wayuu, que termina en una guerra entre clanes, y muestra la fuerza de una matrona que intenta sembrar en sus nietos todo lo que significa la cultura wayuu pero que al tiempo se levantan en medio de suntuosas comodidades producto de la venta de marihuana por parte de Rapayet Abuchaibe.

Cristina Gallego, la productora, contó que les tocó superar algunas condiciones dificiles como la arides del desierto, además de una locación con una inundación permanente.

El director de la cinta, Ciro Guerra, expresó que fue muy importante contar con actores naturales de La Guajira, porque el objetivo era lograr una película de mucha autenticidad, que reflejará la cultura de la comunidad wayuu, su alma y su esencia.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.