Macuira tercera maravilla natural de Colombia

Fotos: Parques Nacionales Naturales.

La serranía de Macuira, en La Guajira, es la tercera maravilla natural de Colombia, de acuerdo a la organización Banco2, que ubica en el primer lugar al volcán de Puracé, en el departamento del Cauca, seguido del páramo de Sumapaz, el mas grande del mundo, ubicado en el departamento de Cundinamarca.

La serranía de Macuira, se encuentra localizada en la zona de la Alta Guajira, jurisdicción del municipio de Uribia, en una extensión de 24.103 hectáreas que corresponden a un macizo montañoso que forma la serranía más septentrional de Suramérica.

Es un ecosistema de bosque nublado único en el país que funciona como un regulador hídrico para la región, allí se salvaguardan especies de aves endémicas y migratorias, lo cual lo hizo merecedor de la declaratoria de aérea especial para la conservación de las aves de Colombia y el mundo en el año 2003.

Según un antiguo mito, las formaciones montañosas de Macuira, Simaura y Cosinas son las hijas de un poderoso cacique de la Sierra Nevada de Santa Marta, quien las castigo convirtiéndolas en cerro. Las jóvenes desobedecieron al padre quien les había prohibido abandonar el territorio ancestral, por los peligros que podrían correr, sin embargo, una noche de luna se fugaron en busca de aventura. Según la leyenda, Macuira, la hija predilecta del cacique, llora desde entonces y de sus lágrimas escondidas en la espesa cortina de nubes y neblinas se forman los numerosos arroyos que hacen posible la vida y el sustento de los hombres. Macuira, es la serranía castigada que derrama el llanto eterno en forma de agua.

Después de la Serranía de la Macuira en La Guajira, le siguen el páramo de Tatamá en la cordillera occidental, caño Cristales en la sierra de la Macarena, el desierto de la Tatacoa, localizado al norte del departamento del Huila, parque natural nacional sierra de  Chiribiquete, ubicado en la región amazónica.

Banco2, es una estrategia de pago por servicios ambientales, con la que empresas y personas pueden medir su huella de carbono y compensarlas con dinero, que será recibido por familias que forman parte del programa y se dedican a cuidar los recursos naturales.

De esa estrategia se benefician más de 960 familias de ocho departamentos del país, entre ellos La Guajira, Santander, Boyacá y Antioquia.

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.