Don Édison Hernández Pimienta el autodidacta de la radio en La Guajira.

Un caballero de los de antes.

Don Édison Hernández Pimienta el autodidacta  de la radio en La Guajira.

Por: Betty Martínez Fajardo

Cada mañana Don Édison Hernández, recorre las calles de la ciudad de sus afectos,  Riohacha. A sus 83 años ya cumplidos sigue tan vigente como hace 62  cuando inició su actividad radial.

El color moreno de su piel contrasta con ese firme andar, llevando siempre consigo el sombrero que identifica al hombre del ayer. Hombre de una férrea personalidad, honesto y con un amor infinito por su familia, por su patria Colombia y La Guajira.

Es considerado el pionero de la radio en Riohacha. Recuerda como ayer que junto a Leonidas Ocando Valdeblanquez, fundaron “la Voz del Comercio” utilizando equipos amplificadores que funcionó en la Casa Azul  ubicada en la calle 7 con carrera 8 esquina, cuando corría el año de 1953.

Y fue precisamente esa decisión, lo que permitió el nacimiento de “Ondas de Riohacha”, la primera emisora oficial del departamento de La Guajira, inaugurada el 15 de enero de 1956.

La puesta en servicio de la emisora Ondas de Riohacha, fue el motivo para que Don Edinson Hernández Pimienta, dueño de una portentosa voz, se prepara para obtener su licencia de locución que le permitiera trabajar legalmente en cualquier estación radial del país.

Con ese claro objetivo logró reunir toda la documentación requerida, a excepción del certificado de bachillerato, porque por esas cosas de la vida solo cursó hasta el segundo año de primaria que no pudo concluir.

La espera valió la pena, porque un domingo 9 de agosto de 1964, presentó ante  delegados del Ministerio de Comunicaciones, de Educación y un representante  de la Radiodifusión colombiana, el examen de conocimientos generales en la biblioteca departamental del Atlántico en la ciudad de Barranquilla, para obtener la licencia de locutor.

Ese mismo año, un 19 de noviembre, don Édison recibió copia de la resolución L01852 de su licencia de locución, al haber aprobado satisfactoriamente el examen de conocimientos generales.

Se considera un autodidacta. La lectura le ha permitido adquirir los suficientes conocimientos que ha demostrado en el trasegar de vida radial, en emisoras como la Voz de Santa Marta y Radio Magdalena, en el año de 1960. Laboró en la ciudad de Barranquilla desde el año de 1965 hasta 1968, en las emisoras de la Voz de la Patria, radio Reloj, emisoras Variedades, la Voz de Barranquilla, radio Vigía, radio Cumbia, radio Minuto, Emisoras Unidas, Atlántico y radio Libertad.

De Barranquilla pasó a la emisora Sinú en  la ciudad de Montería,  y emisoras Fuentes en Cartagena.

A partir de 1974, regresó a La Guajira, y prestó sus servicios en radio Almirante, Ondas de Riohacha y Radio Delfín.

La lectura y la música.

Cosmos, fue el primer libro que llegó a las manos de don Édison Hernández Pimienta, a los 14 años su papá se lo obsequió  y a partir de allí entendió que no había nada mejor para estructurarse mentalmente que la lectura.

Por sus manos han pasado toda clase de libros desde lo más selecto de la literatura universal como los cuentos épicos de Homero y Virgilio, La Iliada, La Odisea, como Cuatro años a bordo de mí mismo de Zalamea y Borda.

Nunca ha dejado de leer los periódicos, entre ellos Diario del Norte. En la actualidad lo hace a través de su hija Belia por un problema que se le ha presentado en la vista.

Don Edison, trabaja actualmente en la recopilación de toda su labor  de 61 años de vida radial, junto a su nieta Sharon de Jesús que se ha encargado de la transcripción para imprimir su libro “Memorias de un autodidacta”, que considera es un documento de consulta para las nuevas generaciones.

En la música encuentra aliciente para su andar, por algo la considera el alma de los pueblos, y no se siente nada a gusto con la que actualmente programan en las emisoras porque no está ayudando a la formación de los niños y jóvenes.

Disfruta escuchando boleros, pero especialmente la música colombiana, como bambucos y pasillos de autores como José Alberto Morales, Jorge Villamil,  Garzón y Collazos, Silva y Villalba.

La patria y su familia

El sentimiento de amor hacia su familia es tan infinito como el que siente por su Colombia del alma, un sentimiento patriótico que anidó en su corazón, y que demuestra en cada programa radial que afortunadamente aun hace con motivo de las fiestas patrias.

Hace 15 años falleció su esposa Arlina Barraza, con quien convivió 45 años, conservando un recuerdo imperecedero por lo que ella representó en el núcleo del hogar, el amor y el respeto fueron fundamentales para mantener la unión, que aún hoy siente en su alma porque después de ella ninguna otra mujer ha ocupado ese lugar.

La conoció en el hospital Nuestra Señora de los Remedios, en Riohacha, donde trabajaba como enfermera comadrona, formalizando la unión en el año de 1.961 de la cual nacieron cinco hijos, Alma Delicia que vive en Australia, José Antonio, Belia y Dina Vanesa, además de Edison ya fallecido. La vida le ha dado la oportunidad de 10 nietos, y 4 bisnietos.

De sus grandes amigos recuerda a quienes considera sus fieles consejeros, Euripides Vidal y su compadre Monchey, como también a Limbano Díaz Pimienta, Luis Carlos Guerrero, Orlando Reinoso, Héctor Bruges y Germina Brito.

“Dios me ha prodigado un privilegio muy especial, que es nacer todos los días, si nazco todos los días es difícil que envejezca”, fue una de sus expresiones al termino del dialogo sostenido con Don Edison Hernández Pimienta, quien considera que la radio le ha facilitado todo lo que ha logrado conquistar especialmente el respeto y el cariño de la gente.

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.