El viacrucis de Riohacha con sus alcaldes

La crisis institucional en el Distrito de Riohacha, sigue dando de qué hablar. En Octubre de 2015, Fabio Velásquez Rivadeneira, ganó las elecciones y se convirtió en alcalde para el periodo 2016-2019. En su primer año de administración dedicó parte de su tiempo a estructurar lo que sería los proyectos que impulsaría como la ampliación de la calle primera, la construcción de un nuevo terminal de transporte, y otros,  pero el 27 de enero de 2017, agentes del Cuerpo Técnico de Investigación llegaron hasta la sede de la Alcaldía, y lo detuvieron junto a su secretaria de Educación, Dilcey Acosta, por irregularidades en un contrato de alimentación escolar.

La situación, generó la expedición de una resolución de encargo por vacaciones a Miguel Pitre Redondo, secretario de Obras Públicas, desde el 27 de febrero al 16 de marzo, vencido ese periodo llega Jairo Aguilar Deluque, Secretario de Gobierno, actuando solo con funciones administrativas, hasta el 23 de abril cuando asumió la Ingeniera Ambiental, Iseth Tatiana Barros Brito, por decisión del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, a través  del decreto 652 del 19 de abril.

Barros Brito, llegó por la suspensión provisional del alcalde titular Fabio Velásquez Rivadeneira, debido a que el Juez 81 Penal Municipal con función de Control de Garantías de Bogotá, a petición de la Fiscalía 48 Especializada contra la Corrupción, le impuso medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en centro carcelario por irregularidades en un contrato de alimentación escolar.

Teniendo en cuenta que Fabio Velásquez, participó en las elecciones con aval del partido Cambio Radical, la Dirección Nacional del partido, conformó una terna exigiendo al presidente de la República Juan Manuel Santos, el cumplimento de la ley, y se nombra entonces como alcalde encargado al arquitecto Miguel Pugliese Chassaigne, quien se posesionó el 21 de enero  despacho hasta el 3 de abril, cuando reasume sus funciones el alcalde elegido popularmente Fabio Velásquez Rivadeneira, al recobrar su libertad por vencimiento de términos.

A los días de reasumir sus funciones, la Procuraduría General de la Nación, en fallo de segunda instancia inhabilita y destituye a Velásquez Rivadeneira, por doce años, lo que generó una solicitud de vacaciones encargándose de las funciones al secretario privado Miguel Panciera Dizzopola, hasta las seis de la tarde de hoy.

De acuerdo a lo que establece la ley, hasta que el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, nombre nuevo alcalde y convoque a elecciones atípicas, como lo indica la ley por la vacancia absoluta del cargo debido a la decisión de la Procuraduría contra Velásquez Rivadeneira, estaría el secretario de gobierno Jairo Aguilar Deluque, asumiendo como alcalde  solo con funciones administrativas.

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.