En la Guajira los menores de edad siguen desprotegidos, mueren por causas evitables

Las cifras hablan por sí solas, un informe de la Defensoría del Pueblo de La Guajira, da cuenta que entre los años 2012 al 2016, murieron 1.289 menores de un año por causas evitables. En promedio,  cada año mueren 258 menores antes de cumplir su primer año de vida.

La Defensora del Pueblo de La Guajira, Soraya Escobar, advirtió de la situación a la gobernadora encargada, Tania Buitrago, y a los 15 alcaldes, enfatizando que en el departamento se siguen violando los derechos a la vida, la salud, la educación y la protección de los niños, niñas y adolescentes.

En el informe, se precisa por ejemplo que en el año 2.015,  fallecieron 240 menores es decir un 62% en el primer mes de vida,  y un  76% durante los primeros siete días de nacido.

La estadística de la Defensoría del Pueblo de La Guajira, da cuenta que entre  el 2012 y el 2016, murieron 244 niños menores de cinco años por desnutrición y causas asociadas, 30 de ellos  el 2012, 40 menores en el 2013, 45 en el 2014, 47 en el 2015 y 82 en el 2016, que corresponden  a  26 fallecidos en el municipio de Uribia, en  Riohacha 20 muertos, Manaure 17, Maicao 13, Fonseca y Albania dos muertes cada uno, Barrancas y San Juan del Cesar un muerto cada uno.

Entre el 2012 y el 2015, 86 niños y niñas entre los 6 y 11 años de edad murieron por causas evitables, el 34 % fueron generadas por causas externas relacionadas con el cuidado, en accidente de tránsito 12 muertos, ahogamiento y sumersión 5, homicidios 5, otros accidentes 3 y suicidio 1 caso.

En tanto, 167 adolescentes murieron en el rango de edades entre los 12 y 17 años, entre el  2012 y el 2015, que corresponde a 32 por homicidio, 31 en accidentes de tránsito, y 7 suicidios.

Se establece también, que las mujeres en estado de embarazo, en el parto y en el puerperio, mueren por causas evitables. Entre el 2011 y el 2015 125 mujeres fallecieron por causa evitables asociadas al embarazo, donde un 38% corresponde a zonas urbanas y cabeceras municipales, un 47 % en zona rural dispersa, un 14 por ciento en centros poblados, además que un 98 % de los nacimientos ocurrieron en una institución de salud, y el 75% de las gestantes recibieron cuatro o más controles prenatales.

La Defensora del Pueblo de La Guajira, Soraya Escobar, informó que otros alcances de las cifras, como por ejemplo que el sector de la salud, la cobertura de vacunación en menores de un año se encuentra por debajo del 95%.  En  el 2016,  diez municipios presentaron coberturas inferiores al 95% en triple viral,  10 en hepatitis A, 14 municipios mostraron cobertura inferior al 95% en neumococo, y 11 municipios 95% en varicela.

Además que Educación, para el año 2014 la tasa neta de cobertura fue  el 89% lo que indica que el 11% de la población la  matricula estuvo en extraedad. La  tasa neta de cobertura más baja por municipio en el 2014, fue para Urumita con el 48.4%, El Molino 60.6%, Dibulla 77%, Distracción 53.1%, Manaure 65%, Albania 86.1%, Uribia 58.6%, Barrancas 68.2%, Villanueva 87%, Hatonuevo 58.8%, Riohacha 70.5 % y La Jagual del Pilar con 88.6%.

Durante el año  2016,  diariamente 26 niños, niñas y adolescentes desertaron del sistema educativo, para un  total de 9.426. En el 2014 la deserción fue 8.598, en el 2015 fue de 4.466, y en el 2016 de 9.426.

En el tema de protección, los niños menores de cinco años siguen siendo víctima de maltrato infantil, y de violencia sexual, entre el 2012 y el 2016 120 menores fueron víctimas de maltrato físico, y 185  de presunto abuso sexual; entre los 6 y 11 años,  170 menores fueron víctimas de maltrato físico, y 409 de presunto abuso sexual.

En el año  2016,  en promedio se presentaron mensualmente 1 caso de maltrato físico, y cuatro de presunto abuso sexual en niños y niñas menores de cinco años.

La advertencia tiene que ver con el derecho a la vida, la salud, la educación y la protección de los niños, niñas y adolescentes, para que las autoridades emprendan acciones orientadas al cumplimiento de los derechos humanos o la superación de circunstancias relacionadas con su vulneración.

Soraya Escobar.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.